Causas de Chitta Vṛtti creadoras de dolor


Avidyā
Ignorancia o desconocimiento.
Asmitā
Sentido de individualidad.
Fisico, mental, intelectual o emocional.
Rāga
Apego o pasión.

Dveśa
Aversión, repulsión.

Abhiniveśa
Amor, ansia o apego por la vida.

Mediante el estudio disciplinado y constante y librándose del deseo, el astangha yoga enseña al yogui el camino.

Las causas del dolor han de ser controladas y eliminadas. De lo contrario no puede haber paz. El pasado y el futuro no existen ahora, por lo tanto se ha de vivir el presente, el momento presente.

Cada instante es único y los instantes pasados y por venir nunca estarán vacios.



Invocación

YOGENA CITTASYA PADENA VĀCĀM
MALAM ŚARĪRASYA CA VAIDYAKENA
YOPĀKAROTTAM PRAVARAM MUNĪNĀM
PATAÑJALIM PRĀÑJALIR ĀNATO’SMI
ĀBĀHU PURUSĀKĀRAM
ŚANKHA CAKRĀSI DHĀRINAM
SAHASRA ŚIRASAM ŚVETAM
PRANAMĀMI PATAÑJALIM

Al más noble de los sabios, Patanjali, que creó el yoga para la serenidad mental, la gramática para el lenguaje, y medicina para la perfección del cuerpo, te saludo. Me postro ante ti, Patanjali, que tienes forma humana en la parte superior de tu cuerpo, y tus brazos sostienen una caracola y un disco, y estas coronado por una cobra de mil cabezas, ¡Oh encarnación de Adishesa! ¡Mis saludos hacia ti! Om.

Enlace a la Invocación de B.K.S. Iyengar:

http://www.bksiyengar.com/audio/invocation.mp3

 

Sobre la Meditación

La meditación es un estado de la mente que no se puede aprender, por lo que la práctica de sentarse e intentar meditar no es garantía de éxito en sí misma. Mejor dicho, los fundamentos de la auto-realización tienen que construirse a través de la práctica de las cinco primeras disciplinas del yoga.

La experiencia de meditación llega cuando el estudiante está preparado. Esto lleva a otra idea clave del yoga IYENGAR: meditación en la acción. Si uno puede meditar sobre la llama de una vela, un grano de arroz u otro objeto, ¿por qué no meditar en la postura que se está desarrollando? Así, a medida que el estudiante hace las posturas de yoga, la mente aprende a tomar conciencia de las diferentes partes del cuerpo.

Al principio la mente se mueve de una parte a otra, pero con entrenamiento aprende a permanecer absorbida en todas las partes del cuerpo, uniformemente, al mismo tiempo. Se aprende a refinar la percepción consciente y a penetrar con mayor profundidad en el cuerpo para obtener posturas más correctas y por la tanto más eficaces y confortables. De esta manera la mente se entrena para alcanzar un estado meditativo del ser.

Aunque pranayama es la llave real para la preparación a la meditación, el progreso hecho es aplicable a


Santosha

Contento, satisfacción.

  1. Afirma Patañjali que “De la actitud de contento (surge) una alegría insuperable”. (PYS II.42), asegura que pasamos de duhkha a sukha, es decir, de la incomodidad a la comodidad, del sufrimiento a la alegría en nuestra vida cotidiana.
El contento es una actitud de aceptación de las circunstancias de la vida, ya sean positivas o negativas. Y este contento nos ayuda a crecer interiormente, a establecer un estado de calma independiente de las circunstancias de la vida.

El contento no es resignación, sino una actitud positiva que nos lleva a ver la realidad tal cual. Es en definitiva aceptar sin traumas nuestras limitaciones.
Estar satisfecho con las cosas que tenemos, es sentir que podemos vivir felices con lo que ahora tenemos. Esto lleva al desapego de los objetos.

Hay una profunda relación entre santosha y niyama. Las acciones de purificación, ascetismo, estudio y entrega, y por extensión todas las acciones de la vida, deben realizarse con esta actitud de contento, que en el fondo es también una actitud de desapego con respecto a los resultados de la acción realizada.